castillos humanos andantes

Ateca guarda una tradición de gran vistosidad que se desarrolla en las festividades de la Ascensión y de San Lorenzo. Se trata de los castillos humanos andantes que recorren sus calles.

datos prácticos

 

LOCALIDAD: ATECA

 

FECHA: En las festividades de la Ascensión y de San Lorenzo, o el domingo siguiente más cercano a la festividad de no coincidir en festivo.

Castillos humanos de ateca

Las torres humanas de Ateca, conocidas también como castillos andantes de Ateca, son una antigua tradición de este municipio. Estas pirámides humanas se levantan dos veces al año: el día de la Ascensión y el de San Lorenzo (10 de agosto), patrón del barrio de San Martín de Ateca. Hasta los años 50 del pasado siglo también se erigían el 25 de julio por Santiago el Mayor. Coincidiendo con cada una de estas festividades se realiza una romería a la ermita, ya sea la de la Ascensión o la de San Lorenzo. Tras celebrarse una misa, los miembros de la cofradía construyen una torre humana de tres pisos que, al ritmo de la música de la charanga, da una vuelta a la ermita. Finalizado el recorrido, el abanderado, en el piso superior, bandea el estandarte de la cofradía. Posteriormente, la romería regresa al casco urbano, donde se reconstruye el castillo humano andante, para recorrer las calles del municipio. En el caso del día de la Ascensión, se recorre la calle Areal Bajo desde el arco de San Miguel hasta la plaza de España, mientras que por San Lorenzo, la torre camina de la plaza Joaquín Costa a la de los Templarios. En ambos casos, la fiesta termina nuevamente ondeando el pendón.

Fotografías: Francisco Martínez