patrimonio

El patrimonio monumental de la Comarca de Calatayud es amplio y diverso. Descubre con nosotros qué visitar para conocer un poco más nuestro amplio territorio.

Un patrimonio diverso y valioso

Acompáñanos en un viaje por la historia y el patrimonio de la Comarca de la Comunidad de Calatayud que te permitirán descubrir sus numerosos atractivos.

Iglesias, palacios, castillos y otros monumentos configuran un envidiable patrimonio en la Comarca de Calatayud. Sesenta y siete municipios esparcidos por algo más de 2.500 kilómetros cuadrados de montes, llanuras, mesetas y riberas dan para mucho. El carácter fronterizo de la Comunidad de Calatayud y su estratégica ubicación como lugar de paso ha dejado por sus valles y cañadas un  reguero de templos, palacios, castillos y fortalezas de diferentes épocas y estilos. Desde la austera belleza de las fortificaciones islámicas de Calatayud, Maluenda o Villafeliche, confundidas con los yesos grisáceos de los montes donde se asientan, hasta la grandiosidad medieval de castillos como el de Godojos, Cetina, Alhama, Monreal, o Villarroya. 

Algunas localidades, por su tipismo, merecen por sí solas una visita pausada buscando una vista panorámica desde cualquier recodo del camino. Entre otras, se puede citar la fisonomía mudéjar de Moros, Ateca o Paracuellos de la Ribera; la belleza escondida de lugares como Berdejo, Bijuesca o Torrijo; la altivez de pueblos como Sabiñán o Villarroya; y la lejanía de sitios como Orera, Sisamón, Torrelapaja, o Bordalba. Además del mudéjar, estilo predominante en la demarcación, podemos deleitarnos con ejemplos de todos los estilos artísticos: románico, gótico, renacentista o barroco.

También han quedado diseminados diferentes yacimientos arqueológicos que muestran las cicatrices de la historia. Tierra de celtíberos que tuvieron una importancia capital en la historia; tierra dominada después por los romanos que loara el poeta bilbilitano Marco Valerio Marcial.

La Comunidad de Calatayud cuenta asimismo con otro tipo de monumentos menos habituales pero llenos de encanto como el molino de viento de Malanquilla, los molinos de pólvora de Villafeliche, el museo etnológico de Codos, o las bodegas medievales de Maluenda o Paracuellos de Jiloca, por no citar los numerosos peirones que orlan los cruces de caminos.

Acompáñanos a descubrir este patrimonio extenso y diverso. Déjate llevar y encuentra en estas tierras la huella de las civilizaciones que han dejado sus vestigios en el devenir de su historia.

Mudéjar

El arte que nos legaron los alarifes moros, que se quedaron en Aragón tras la conquista cristiana, el mudéjar, es una de las manifestaciones artísticas más genuinas de la comarca de  Calatayud.

Más información

Disfruta de la familia